Los parlamentarios cruceños consideran que la renuncia sorpresiva de Saúl Paniagua al cargo de presidente del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa Cruz a 23 días de los comicios nacionales del 18 de octubre deja en incertidumbre a la población votante que continúa susceptible por el presunto fraude del año pasado.

El diputado demócrata, Tomás Monasterios, indicó que espera que el accionar de Paniagua no se deba a problemas internos del ente electoral. “Es negativo y eso no lo podemos negar, deja sembrada la incertidumbre en la población boliviana (…) nosotros vemos con mucha preocupación que generen duda en la ciudadanía”, sostuvo.

Por su parte el presidente de la Brigada Parlamentaria y candidato a senador por Creemos, Erick Morón, aseveró que la renuncia pone en susceptibilidad a la población ya que a la fecha poco se conoce sobre el papel exacto de los tribunales electorales en el presunto fraude electoral de octubre de 2019.

FIDES SANTA CRUZ