Los panificadores que abastecen a las ciudades de La Paz y El Alto amenazaron hoy con asumir una serie de medidas de presión a partir de la próxima semana, denunciaron que la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) no entregó 86 mil quintales de harina subvencionada al sector.

El representante del rubro, Elogio Chávez, indicó que su sector podría desabastecer del alimento de primera necesidad a ambas urbes y no se descarta un incremento en el precio del pan.

“Nos deben 80 mil quintales (de harina) a la ciudad de El Alto que consume más a nivel nacional (…) una vez más estamos en estado de emergencia y manifestamos que a partir del lunes se presentará la escasez del pan de batalla en El Alto y La Paz”, manifestó a la prensa.

FIDES LA PAZ