Un grupo de bomberos que apoyaba las labores de sofocación de incendios en la Chiquitanía de Santa Cruz, quedó fuera de los trabajos debido a infección de Covid-19 dentro de la escuadra, según informó este miércoles la ministra de Medio Ambiente y Agua, María Elva Pinckert, los afectado se encuentran recibiendo atención médica.

“Un grupo de bomberos voluntarios del Gobierno Municipal de San Ignacio han dado positivo a Covid-19, ya llegó el equipo de salud para que podamos atenderlos, están aislados”, precisó la autoridad.

Los voluntarios para las tareas de control del incendio deberán someterse de manera obligatoria a la prueba para confirmar o descartar la enfermedad, “nosotros tenemos que darle atenciones para que no haya contagios”, dijo.

FIDES SANTA CRUZ