El jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, confirmó ayer desde Santa Cruz que el país ingresó en una desescalada o meseta de casos Covid-19, sin embargo, se pidió a la población mantener los cuidados y las medidas de bioseguridad para evitar contagios de la enfermedad ya que se teme un posible rebrote en próximas semanas.

“A nivel nacional están descendiendo los casos incluido Santa Cruz y Beni, más bien estamos ya en la desescalada, pero necesitamos que todos hagamos el esfuerzo necesario para que tengamos una situación de baja transmisión cumpliendo las normas de bioseguridad”, sostuvo.

La autoridad recordó que en el mundo se registraron reinfecciones de coronavirus e indicó que en Bolivia existen más de cinco casos que se encuentran en investigación.

Prieto identificó como puntos de contagio de la enfermedad las concentraciones proselitistas, por lo que emplazó a la ciudadanía que asiste a los eventos aplicar las medidas de contención para evitar contraer Covid-19.

FIDES SANTA CRUZ