Pese a su promulgación y posterior publicación la semana pasada en la Gaceta Oficial, la ley contra el hambre para la entrega de un bono de Bs 1.000 para más de tres millones de personas por la pandemia del Covid-19, no cuenta con financiamiento económico.

El viceministro de Presupuesto, Óscar Navarro, informó que los contratos del préstamo con el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no estipula que los recursos del estén destinados al pago del bono de Bs. 1.000.

En el caso de los fondos del BM, el contrato del crédito está dirigido a la canasta familiar, bono universal y bono familia. El contrato con el BID es para el subsidio a la energía eléctrica, bono familia y la renta Dignidad.

“Cuando los países contratan los créditos se definen los objetivos específicos y en el caso de estos dos créditos nosotros hemos negociado con el Banco Mundial y el BID, para que puedan servir (los préstamos) a otros objetivos que no son el pago del bono contra el hambre”, explicó la autoridad en contacto con radio Fides.

“Cuando nosotros hemos negociado, ese bono no estaba aprobado”, agregó a tiempo de sostener que en las acondiciones en la que fue promulgada el bono contra el hambre de Bs. 1.000, es imposible cancelar el monto económico por la falta de financiamiento.

“No ha sido aprobada en la Cámara de Senadores (la ley del bono), ninguno de los dos créditos, pero la ley si y la ley aprueba el bono, no aprueba el financiamiento”, concluyó.

FIDES LA PAZ