El comandante general de la Policía, Rodolfo Montero, deslindó hoy en la interpelación del Legislativo, cualquier participación en los hechos de violencia y muerte en los conflictos post-electorales de Sacaba y Senkata en noviembre del año pasado e indicó que los planes operativos durante la convulsión social estuvieron a cargo del excomandante de la institución del orden, Yuri Calderón.

La autoridad policial que se hizo presente para declarar ante Comisión Mixta de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) que investiga el caso, manifestó que el 14 de noviembre fue designado como comandante interino de la Policía Nacional.

“Yuri Calderón fue quien elaboró un plan de operaciones mediante la dirección nacional de operaciones del Comando General, este plan de operaciones sale del comando y es respetado por los señores comandantes departamentales”, precisó.

La Comisión mixta determinó iniciar una demanda penal por el delito de incumplimiento de deberes contra el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, además del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Sergio Orellana, tras no presentarse por segunda vez a la instancia que investiga los sucesos en Senkata y Sacaba.

FIDES LA PAZ