La funcionaria, Geovanna Apaza, del Banco de Sangre de Oruro, informó en las últimas horas que pese a la desescalada de casos confirmados de Covid-19 en el departamento, la demanda de plasma hiperinmune para el tratamiento de la enfermedad continúa siendo elevada a causa de que varios pacientes presentaron recaídas.

“La demanda de plasma aún continúa, siguen llegando los requerimientos de las diferentes clínicas de nuestro departamento y lo bueno es que en esta temporada nuestros donantes voluntarios se han sumado y han extendido el brazo para donar el plasma”, explicó.

Se adelantó el desarrollo de una campaña que tendrá lugar en Oruro a partir del 21 de septiembre, el propósito de la iniciativa es incentivar a la población a donar sangre.

FIDES ORURO