La mandataria, Jeanine Áñez, acompañada del político Samuel Doria Medina, parte de sus ministros y autoridades que apoyaban a la Alianza Juntos, anunció este jueves la declinación a su candidatura a la presidencia de cara a las elecciones del próximo 18 de octubre.

“Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia de Bolivia para cuidar la democracia, no es un sacrificio, es un honor porque lo hago ante el riesgo de que se divida el voto democrático entre varios candidatos y que a consecuencia de esa división el MAS acabe ganando la elección”, sostuvo Áñez.

Según las últimas encuestas, la mandataria se posicionaba en cuarto lugar en preferencia de voto por debajo de los candidatos Luis Arce Catacora del Movimiento Al Socialismo (MAS), Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC) y Luis Fernando Camacho de la Agrupación Creemos.

FIDES LA PAZ