Desde este lunes las iglesias y el Cementerio General de la ciudad de Sucre reabrieron sus puertas al público, el ingreso al camposanto se restringe por la terminación numeral del carnet de identidad y se debe respetar las medidas de bioseguridad como el distanciamiento social, uso del barbijo y portación de alcohol en gel para desinfectar las manos.

El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y Arzobispo de Sucre, Ricardo Centellas, afirmó que la pandemia del Covid-19 continúa en crecimiento por lo que emplazó a la población mantener los cuidados para evitar contagios.

 “La pandemia sigue creciendo en todas las regiones de Bolivia y hay que tener mucho cuidado pero aun así después de seis meses se reabren en Sucre los templos con la participación del 30% de los fieles”, declaró.

Por su parte, el Cementerio General de la capital recibió a los visitantes desde las 08:00 y permanecerá abierto a hasta las 13:00.

“Los lunes ingresan las terminaciones 1 y 2, martes 3 y 4, los miércoles 5 y 6, jueves 7 y 8 y los viernes 9 y 10″, explica un comunicado en la puerta del camposanto.

RADIO LOYOLA