La Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), se manifestó este sábado sobre la denuncia del presidente de la Cámara Uruguaya de Comercio en Bolivia, Óscar Toledo quien aseveró que autoridades nacionales adjudicaron la compra de tests PCR a una empresa China a un costo mayor del ofrecido por un laboratorio de su país.

La AISEM indicó que decidió no adjudicar la compra de pruebas PRC a la empresa uruguaya ya que pese al menor costo de su producto este no contaba con las garantías de calidad requeridas.

“Para comprar este tipo de productos de salud se requiere Certificación de calidad de EE.UU (el certificado de la FDA) o de la Unión Europea (el certificado CE). Requerir dichas certificaciones es una práctica común y corriente en todo el mundo para asegurar pruebas de calidad”, indica parte de la respuesta escrita de la AISEM.

Según explicó la agencia de infraestructura, la empresa extranjera que los denunció no cumplió con otras formalidades como el llenado de formularios normados para participar en la licitación y “se limitó a enviar un folleto con publicidad describiendo su producto”.

Así mismo aclaró la licitación para la compra del insumo fue pública y de carácter internacional.

La jornada pasada se conoció que la empresa uruguaya ATGen ofreció a Bolivia pruebas para la detección de coronavirus por un monto de Bs 22,8 millones, sin embargo se decidió adjudicar la licitación a una empresa china llamada Lasa Holdings por Bs. 47.3 millones.

FIDES LA PAZ