La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) indicó ayer que considera que las denuncias presentadas ante el Ministerio Público contra los dirigentes campesinos que encabezan los bloqueos y medidas de protesta perjudican el desarrollo de un diálogo para la pacificación del país.

“Desde la Asamblea de Derechos Humanos queremos manifestar que la judicialización de las movilizaciones perjudica al proceso de diálogo y pacificación porque el accionar significa detenciones preventivas”, sostuvo el vicepresidente de la APDHB, Edgar Salazar.

Así mismo recordó que el derecho a la protesta debe ser garantizado por lo que pedirán la otorgación de garantías para evitar una persecución judicial en contra de los dirigentes de la Federación de Campesinos de Chuquisaca.

“Queremos pedir las garantías constitucionales para nuestros hermanos dirigentes que son lastimosamente perseguidos judicialmente, creemos que el derecho a la protesta es un derecho humano constitucional”, concluyó.

RADIO LOYOLA