El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz, Juan Luis Cuevas, levantó 13 cadáveres con sospecha y presencia confirmada de COVID-19, durante el feriado del 6 de agosto.

«Informar que el jueves, los peritos de Homicidios y Escena del Crimen procedieron al levantamiento de 13 cadáveres», dijo la autoridad al medio estatal de noticias digitales.

Detalló que 12 personas fallecieron en sus domicilios y una mujer de 62 años, en su vehículo particular, cuando transitaba por la plaza Triangular de la zona de Miraflores.

Se presume que esta persona, de 62 años, con aparente síntoma de COVID-19, perdió la vida por falta de auxilio y tras peregrinar por varios nosocomios para que sea atendida.

Comentó que, de acuerdo al testimonio de las familias de las víctimas de COVID-19, no existen espacios en los hospitales y clínicas para recibir nuevos pacientes.

Sumado a este problema, la falta de oxígeno se convirtió en una de las principales causas del deceso de las personas, sostuvo.

Cuevas señaló que, pesar de los riesgos y los peligros, aseguró que la FELCC cumple con los protocolos para el manejo de cadáveres a consecuencia del COVID-19.