En Estados Unidos, la Corte de Apelaciones por el Onceavo Circuito resolvió en las últimas horas anular la sentencia emitida por el tribunal de primera instancia que favorecía al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y a su exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín por el caso de la masacre de octubre del 2003.

En contacto con radio Fides, el representante de las víctimas de octubre negro, Patricio Quispe, manifestó que la nueva determinación brinda optimismo para buscar justicia a los afectados en la denominada “Guerra del Gas”.

“Tiene que repetirse el juicio pero no sabemos hasta qué punto porque no hemos podido analizar lo que está instruyendo la Corte de Apelaciones”, explicó.

La Corte de Apelaciones sostuvo que la parte demandante tiene derecho a un nuevo juicio ya que el juez de primera instancia habría abusado de su discreción al admitir pruebas que beneficiaban a los denunciados.

“Nosotros queremos que Gonzalo Sánchez y Carlos Sánchez Berzaín no queden en la impunidad, eso es lo principal más allá de lo que se pueda pedir por el tema de resarcimiento”.

En 2018 el juez del Tribunal de Primera Instancia falló que no existía pruebas y/o evidencias suficientes contra el exmandatario y el exministro boliviano pese a que el jurado determinó que ambos eran culpables y debían pagar $us 10 millones a la parte demandante por los daños causados.

FIDES LA PAZ