El Gobierno advirtió el fin de semana un constante déficit de ingresos en el Tesoro General del Nación (TGN) a consecuencia de la pandemia del Covid-19 y sus efectos en la economía del país. La baja en el precio de las materias primas, la reducción de la actividad económica y el diferimiento de pago de tributos provocó un desfase en los ingresos de Bolivia.

En contacto con Radio Fides, el ministro de Desarrollo Productivo y ministro interino de Economía, Abel Martínez, afirmó que el financiamiento externo es urgente para paliar los efectos negativos de la enfermedad.

“Se atribuye a tres factores (el déficit), uno es el factor externo que es el tema de los precios internacionales de las principales materias primas que exportamos”, explicó.

Los otros factores a los que hizo mención la autoridad son internos relacionados a la baja en las actividades económicas y a los planes de diferimiento en los pagos de impuestos.

“En todos los países los ingresos han caído en demasía y las necesidades de gastos se ha incrementado por la pandemia, todos los países del mundo están haciendo financiamientos importantes y externos”.

Martínez se mostró optimista por el encuentro de hoy con parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) responsables de la interferencia en la aprobación de créditos externos, existe la confianza de aclarar los procedimientos observados por la Asamblea y viabilizar el financiamiento internacional para atender los requerimientos del área salud.

FIDES LA PAZ