Mediante un comunicado, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), informó hoy que debido a la emergencia sanitaria por la presencia del Covid-19 en el país, personal que cumple funciones en la Planta de Senkata en la ciudad de El Alto fue sometido a pruebas de bioseguridad.

“El hecho incide con el engarrafado de gas licuado de petróleo (GLP). La estatal petrolera normalizará paulatinamente la distribución de GLP en las ciudades de La Paz y El Alto”, indica parte de la nota emitida en la cuenta oficial de Facebook de YPFB.

Desde tempranas horas se registraron largas filas protagonizadas por vecinos de la urbe alteña que deseaban adquirir un botellón de gas, la congregación de personas tuvo lugar en puertas de la Planta de Senkata.

Larga fila de personas esperando gas en Av. Entre Ríos Foto: Saul Quispe Valdez
Larga fila de personas esperando gas en Av. Entre Ríos Foto: Saul Quispe Valdez

FIDES LA PAZ