El Comando Departamental de la Policía reportó ayer que 383 uniformados contrajeron el Covid-19 en las ciudades de La Paz y El Alto, todos se encuentran en aislamiento y tratamiento médico en seguimiento a los protocolos establecidos en norma.

El comandante de la Policía de La Paz, Williams Ortiz, pidió una oportuna atención a los efectivos para evitar mayores contagios y decesos a causa de la enfermedad.

“Entiendo que hay un colapso general, los servicios hospitalarios han colapsado, las atenciones no son inmediatas prontas y oportunas, pero aun así con esas limitaciones la policía sigue protegiendo a la sociedad”, manifestó.

La autoridad policial solicitó al Gobierno dotar equipamiento e insumos de bioseguridad para el levantamiento legal de cadáveres que murieron a causa del Covid-19.

FIDES LA PAZ