Economistas de Santa Cruz proyectaron que el decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de este año estará entre un 5% y un 8% a causa de la paralización del sector productivo por la emergencia sanitaria y cuarentena ante la pandemia del Covid-19.

El vicepresidente del Colegio de Economistas, Juan Pablo Suárez, explicó que es necesario llevar adelante el plan de reactivación propuesto por el Gobierno y otorgar algunas condonaciones al empresariado privado para la utilización de los recursos como inyección de capital.

“Prever un decrecimiento del cinco al ocho por ciento del Producto Interno Bruto boliviano en una de las mayores recesiones de la historia económica del país, es un descalabro económico lo que estamos viviendo”, afirmó.

Pese al escenario proyectado en el marco económico para esta gestión, el representante de los empresarios confía que el próximo año mejore la situación mundial. “Probablemente el 2021 ya se tenga una vacuna y haya una recuperación rápida impulsada por un shock de productividad”, concluyó.

FIDES SANTA CRUZ