El director del Hospital Jaime Mendoza de la Caja Nacional de Salud (CNS) en Sucre, Iván Laredo, informó anoche que en el nosocomio existen 35 bajas en el personal entre médicos y enfermeras a causa de la pandemia, los funcionarios que se encuentran aislados por sospecha de Covid-19.

“Hay muchos casos sospechosos a partir de ello por supuesto que hay bajas en la asistencia al trabajo por un tema de precaución, prevención para el resto del personal que continúa en la institución (…) la situación hace que la concurrencia del personal esté reducido”, explicó.

Para sobrellevar las bajas y continuar con la atención médica de los asegurados, la CNS procedió a la contratación de personal necesario para las salas Covid-19 y otras dependencias.

RADIO LOYOLA