El Ministerio Público de Oruro es una de las instituciones que fue afectada por la pandemia del Covid-19 y se vio obligada a cerrar sus puertas debido al contagio del virus entre funcionarios, fiscales y personal de apoyo.

El fiscal departamental, Iván Azurduy, comunicó la determinación hoy señalando que la decisión de suspender actividades será extendida hasta el lunes 27 de julio al igual que el Tribunal departamental de Justicia, instancia que también reporta afectación por la enfermedad.

“A raíz de que se tiene cinco funcionarios con resultado a pruebas positivo (a Covid-19), otros cuatro con baja médica con síntomas y tres sospechosos. El fin es cautelar la salud de los funcionarios y usuarios”, explicó.

Los fiscales y personal del Ministerio Público orureño continuarán cumpliendo con su trabajo mediante teletrabajo.

FIDES ORURO