La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA) y la Confederación Nacional de Panificadores Artesanos de Bolivia, firmaron este lunes un acuerdo mediante el cual la estatal se compromete a vender harina a un precio subvencionado para que se mantenga el precio del pan de batalla a 0,50 ctvs., con el mismo peso.

El gerente general de EMAPA, Eduardo Wilde Jordán, informó que el acuerdo fue suscrito con toda las federaciones de panificadores del país y estará vigente hasta el 31 de diciembre de esta gestión. “El objetivo principal es garantizar la provisión del pan de batalla”, afirmó.

Por su parte el vicepresidente de la Confederación de Panificadores (Conapabol), Rubén Ríos Miranda, indicó que la firma de la adenda garantiza el costo del producto.

“Como sector panificador, nosotros garantizamos el precio y el peso justo del pan batalla para la población”, concluyó.

FIDES LA PAZ