Más de 180 vehículos fueron retenidos en la ciudad en Santa Cruz en el primer día de control estricto por la cuarentena flexible, los infractores deberán pagar una multa de hasta Bs 2.000 y esperar a finales de mes para recuperar sus motorizados de dependencias policiales.

El comandante departamental de la Policía, René Gómez, advirtió que el fin de semana continuarán los controles estrictos para disminuir la cantidad de vehículos infractores que no respetan las normas establecidas por las autoridades locales para evitar la propagación de la pandemia del Covid-19.

“Los primeros tres días hemos una irresponsabilidad y un flujo grande de motorizados que no respeta el horario establecido, es así que se intensificaron los controles y endurecido las medidas”, explicó.

Por su parte el director de Espacios Públicos de la alcaldía cruceña, Javier Cedeño, lamentó que negocios informales continúen con sus actividades después de las 17:00 obligando a la ciudadanía permanecer más de lo establecido en las calles. Advirtió sanciones drásticas para infractores.

FIDES SANTA CRUZ