Personal de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital San Juan de Dios de Tarija, manifestó ayer su preocupación por la lenta recuperación de pacientes Covid-19 en la región ya que a la fecha se cuantifican 36 personas que vencieron al virus de un total de 1.284 activos con la enfermedad.

El jefe del área, doctor Niels Cazón, advirtió que el panorama “es poco alentador” e informó que según la tasa de recuperación, los casos de Tarija demoran entre 18 y 20 días para la negativización de pruebas PCR, principal requisito para el alta y la donación de plasma hiperinmune.

La falta de donantes de plasma es uno de los factores que impiden la pronta recuperación de varios de los internados en terapia intensiva, ya que al no recibir tratamiento los mismos demoran en su sanación.

“Actualmente estamos con 11 pacientes en terapia intensiva y entubados, lamentablemente cuando está el paciente está en la fase tres o cuatro es muy difícil sacarlos, cuando ingresan a terapia intensiva la mortalidad en todo el mundo está por encima del 70%”, explicó.

FIDES TARIJA