El alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, informó este viernes que a partir de la fecha el Cementerio General solo recibirá decesos de habitantes de la urbe ante incremento de entierros que provienen de provincias y de la ciudad de El Alto.

La autoridad dijo que es imprescindible que los municipios vecinos asuman la responsabilidad de garantizar y facilitar espacios de entierro para sus fallecidos ya que el camposanto paceño no podrá “absorber” toda la capacidad del área metropolitana.

“Poco a poco estamos incrementando la cantidad de entierros y fallecidos, esto nos está generando preocupación por lo tanto se ha determinado que a partir de ahora se van a restringir los entierros de personas que no viven en la ciudad de La Paz”, precisó.

Con el fin de frenar la cadena de contagio y aprovechando el feriado del 16 de julio, en próximas horas la autoridad edil presentará una nota al Ministerio de Trabajo solicitando suspender actividades públicas y privadas el viernes 17.

FIDES LA PAZ