Zenón Manzaneda Juchani, acusado por la violación y asesinato de la niña Esther en la ciudad de El Alto fue sentenciado hoy a 30 años de cárcel en Chonchocoro tras la colección de elementos probatorios que lo apuntan como autor directo por el delito de infanticidio.

En contacto con Radio Fides, el Fiscal Departamental de La Paz, Marco Antonio Cossio, informó que el certificado médico – forense y el protocolo de autopsia lograron determinar la participación de Manzaneda en el acto.

“En mérito a esta prueba irrefutable es que este sujeto ha decidido declararse culpable por el delito de infanticidio sentenciándolo la autoridad jurisdiccional a 30 años sin derecho a indulto a cumplirse en el penal de Chonchocoro”, afirmó.

La ley 1173 permite acortar los procesos, es decir, dentro de la audiencia de medidas cautelares se puede proponer una salida alternativa y en este caso se solicitó un procedimiento abreviado.

FIDES LA PAZ