Choferes de las líneas 74 y 75 que cubren la ruta del tercer anillo de la ciudad de Santa Cruz decidieron por segundo día consecutivo no salir a trabajar en exigencia a los propietarios de los motorizados un seguro de vida por la pandemia del Covid-19.

Uno de los dirigentes del sector afirmó que existe un alto riesgo a contraer el virus en el desarrollo de sus funciones pese a las medidas de bioseguridad instaladas en las unidades de transporte, así mismo lamentó que los obreros del volante no cuenten con seguros de salud.

“Yo creo que tienen que ir de cara al pueblo, de cara al chofer y al verdadero transportista para que esto sea viable, sea transparente y no perjudiquemos a la ciudadanía”, afirmó el representante del sector.

Según testimonios de los choferes, los dueños les ofrecieron un seguro que no cumple con las expectativas del sector por lo que un acuerdo entre partes parece todavía distante.

FIDES SANTA CRUZ