Ante la crisis política que vive Potosí por la disputa de dos alcaldes que desean ser oficializados individualmente como máxima autoridad municipal, la Central Obrera Departamental (COD) declaró hoy estado de emergencia y no descartó asumir medidas.

El máximo dirigente de la COD, Heriberto Chavarría, lamentó que ambas personas que reclaman la silla municipal entren en peleas a nivel político partidario por lo que no descartó asumir “medidas de hecho” ante la crisis generada en la Villa Imperial.

«La COD está en estado de emergencia, no podemos, a estas alturas, seguir permitiendo que estén entrando a esa pelea política, incluso, atentando contra la vida de la población potosina», afirmó.

Chavarría anunció que la COD coordinará acciones con las juntas de vecinos para la toma de decisiones y en caso de continuar con la disputa por la designación de dos autoridades Luis Alberto López y Carlos Carmona, ambos designados por concejales.

FIDES POTOSÍ