Carlos Guerra, jefe médico de la Caja Nacional de Salud de Potosí, informó este martes que a raíz de un caso de covid-19 en una de las administrativas de la institución, se vieron obligados a aislar a gran parte de los funcionarios para evitar contagios.

“Hemos determinado que haya aislamiento domiciliario (…) tomamos muestras al personal que es asintomático”, afirmó a tiempo de enfatizar que los profesionales en salud que cumplen servicios en el recinto son valiosos para la contención de la pandemia, “tenemos que protegerlos y en todo caso aislarlos para tomar las determinaciones pertinentes cuando tengamos los resultados”.

Así mismo, Guerra indicó que la CNS potosina ingresa a un “pre colapso” ya que en los últimos días habrían ingresado a tratamiento seis personas y se aguarda la internación de otros dos pacientes con covid-19.

FIDES POTOSÍ