Más de 150 norte potosinos arribaron ayer a la ciudad de Potosí para apoyar la gestión del gobernador Omar Veliz, la convocatoria a sesión de la Asamblea Legislativa Departamental para ratificar o cambiar a la autoridad fue suspendida a raíz de la presión ejercida por parte de los pobladores y se denunció que los mismos fueron llevados hasta la urbe con fines políticos.

El diputado de Unidad Demócrata, Grover Huanca, denunció que este acto es una vulneración a la cuarentena por covid-19 y a las medidas de bioseguridad que restringen actividades que aglomeren a personas en un mismo sitio.

“Queremos denunciar que por afanes netamente políticos gran cantidad de personas han sido trasladadas desde el norte de Potosí para un acto de apoyo al gobernador en la Asamblea, poniendo en riesgo la salud del pueblo”, afirmó a tiempo de pedir a las autoridades policiales y judiciales proceder como corresponda.

Huanca aseguró que para algunas autoridades se concentran más en “sus afanes políticos” que en la seguridad de la población.

La noche de ayer las protestas por parte de los pobladores del norte continuaron en la plaza de la ciudad e indicaron que no se retirarán hasta que Veliz no sea ratificado.

FIDES POTOSÍ