En las últimas horas se conoció de una red de corrupción integrada por exfuncionarios de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que se dedicaba a extorsionar a dueños de surtidores para negociar aumento de cupos, renovación de licencias sin fiscalización y de manera irregular, para los trámites se cobraba hasta 30 mil dólares.

El jefe de la Unidad de Transparencia de la ANH, Juan Carlos Becerra, informó que los exfuncionarios operaban en diferentes departamentos del país. “Es una red de corrupción que iba a los surtidores y pedía a cambio de favores, evitar inspecciones y de aumentos de cupo entre 15 y 30 mil dólares”, manifestó.

Según información de la ANH, esta organización estaba integrada por 20 exfuncionarios y funcionarios que cumplían labores desde pasadas gestiones, Becerra afirmó que se pudo determinar la responsabilidad de los trabajadores dentro de la red.

“Como es una red de corrupción bastante grande aún se está trabajando en la investigación, es una semana que tenemos de investigación”. Indagaciones del caso relacionan a involucrados con operaciones en los departamentos de Tarija, Cochabamba, Santa Cruz y La Paz.

Al momento la ANH lleva adelante procesos de investigación y gestión para una serie de denuncias contra la pasada administración del Movimiento Al Socialismo (MAS).

FIDES LA PAZ