La decisión de extender la cuarentena rígida en la ciudad de Potosí ante incremento de casos de covid-19 no fue bien recibida entre ciudadanos de la Villa Imperial. Herminio Fernández, presidente del distrito 9 de la urbe, manifestó que por la continuidad de la medida no se descarta el tapiado de la alcaldía.

“Distritos periféricos no tiene qué comer (…) las canastas familiares nos han dado lo mínimo por distrito a 40 canastones, cada distrito tiene de 13 a 19 juntas vecinales”, aseveró.

Esta mañana juntas vecinales de la ciudad de la Villa Imperial protagonizaron una manifestación en puertas de la alcaldía de la urbe en exigencia de la renuncia del burgomaestre, Luis Alberto López, según los ciudadanos, la autoridad municipal no equipó los centros de salud de la región para enfrentar la pandemia del covid-19.

Las medidas de presión amenazan con papiar las puertas de la comuna urbana, las acciones a tomar serán coordinadas con el Comité Cívico Potosinista (COMCIPO).

FIDES POTOSÍ