En Beni, 12 médicos de Riberalta fueron sometidos a confinamiento hoy ante sospecha de coronavirus, los galenos habrían mantenido contacto con una de las pacientes que era tratada en la unidad de Terapia Intensiva, los doctores no tenían conocimiento de que la mujer padecía de la enfermedad.

Las autoridades en salud de la región solicitan apoyo del Gobierno para afrontar la pandemia. “Nos vemos gravemente afectado porque este personal ha estado en diferentes lugares, nos vemos en la urgencia de poder aislar a todos los contactos de estas personas”, manifestó una de las funcionarias del centro covid-19.

Los pedidos de ayuda de los profesionales en salud de Riberalta buscan evitar más contagios del personal médico en Beni ante la incertidumbre de quedarse sin recursos humanos para afrontar al virus en la primera línea de contención.

FIDES TRINIDAD