Las investigaciones sobre el caso de la compra con presunto sobreprecio de 170 respiradores artificiales para afrontar la pandemia del coronavirus detuvo al momento a cinco funcionarios, entre ellos el ministro de Salud, Marcelo Navajas.

El fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossio, informó ayer que el exministro Aníbal Cruz, el cónsul de Bolivia en Barcelona, David Pareja y representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), serán citados a declarar.

“Serán citados a declarar, todos están relacionados al Ministerio de Salud y a la otra institución, vamos a llamar al exministro Aníbal Cruz como testigo”, declaró.

El BID será citado en ante la Fiscalía en calidad de testigo y deberá brindar toda la información relacionada al proceso de contratación para el equipamiento de respiradores y el desembolso del dinero.

Las declaraciones de los aprehendidos del caso indican que el exministro Navajas tenía conocimiento de los pormenores del hecho, de las conversaciones entre el jefe de adquisiciones de la cartera de Estado, Fernando Valenzuela y el cónsul de Bolivia en Barcelona, David Pareja, principales actores en la compra de equipos “respira” de procedencia española. La Fiscalía investiga un daño económico de 3 millones de dólares.

Por otra parte, la abogada de Navajas, Rosario Canedo, aseveró que su cliente es inocente y afirma que no existieron irregularidades en la adquisición de los respiradores.

FIDES LA PAZ