El Ministerio Público lleva a cabo 15 procesos penales por atentado contra la salud pública en Potosí. Los imputados pretendían burlar los controles en Villazón, frontera con Argentina, las personas intentaban ingresar y salir de Bolivia en medio de la cuarentena por coronavirus.

El director de migración en Potosí, Jhonny Santa Cruz, aseveró que las personas en cuestión son investigadas por desobedecer lo estipulado en los mandatos de la emergencia sanitaria nacional a causa de covid-19.

El funcionario aclaró que la única actividad autorizada es la de los transportistas con cargas de alimentos para abastecer a las familias, estos ingresan por el puesto fronterizo de Villazón hacia el territorio. “Lo único que ingresa es el transporte pesado para el aprovisionamiento, la tripulación llega, descarga y se va”, precisó.

FIDES POTOSÍ