La justicia determinó este jueves detención domiciliaria con derecho a trabajo para la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce. El Ministerio Público presentó una imputación contra la autoridad por presunto atentado contra la salud pública luego de que el martes en la noche fuera sorprendida vulnerando la cuarentena.

Arce podrá trabajar de 5:00 a 12:00. “Nos han dado detención domiciliaria parcial con derecho al trabajo. Tengo derecho de trabajar”, declaró a los medios cuando salió de su audiencia.

El 21 de abril la máxima autoridad municipal fue encontrada en su domicilio en medio de una fiesta de cumpleaños pese a la existencia de una normativa nacional que prohíbe la congregación de gente en un mismo espacio para evitar contagios de covid-19. En este incidente se vieron implicados algunos funcionarios ediles, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Quillacollo retuvo un vehículo oficial que fue utilizado para el evento.

RADIO LOYOLA