A causa de la cuarentena por coronavirus, las visitas al penal de Palmasola en Santa Cruz quedaron suspendidas y solo se permite el ingreso de alimentos. Familiares de los internos informaron ayer que se encuentran afligidos por la situación y se dan a la tarea de enviar alimentos ya que aseguran que los trabajos con los que se los reos se mantenían quedaron suspendidos.

“Estamos ingresando carne, pollo, aceite, arroz, verduras, etc. Nosotros solo entramos hasta la primera puerta y enviamos esto con los mismos presos”, aseveró la familiar de un reo.

Según procedimiento del penal, cada insumo que ingresa es revisado detenidamente para  posteriormente ser desinfectado, luego proceden a llevarlo a la persona beneficiada.

Ayer la Policía del centro penitenciario informó que 18 reos drogodependientes causaron disturbios al interior de Palmasola, por lo que fueron separados y asilados en otras secciones de la estructura. Reportes indican que grupos agredían y robaban las pertenencias de otros reclusos.

FIDES SANTA CRUZ