El ejecutivo de la Federación de Sindicatos Médicos (FESIRMES) de Santa Cruz, Hernán Jiménez, comunicó ayer que los trabajadores en salud continuarán con las medidas de presión hasta que el Gobierno cumpla sus demandas en cuanto a la dotación de insumos de bioseguridad para garantizar su labor.

“Vamos a hacer cumplir las determinaciones de la asamblea que tuvimos con los secretarios generales de los sindicatos de hospitales y centros de salud”, aseveró. Se ratifica el paro de brazos caídos en exigencia de la compra de equipos para que los trabajadores en salud puedan continuar desarrollando su actividad.

Jiménez sugiere la venta del avión presidencial para destinar el dinero al sector salud, “hemos visto que nuestros colegas no tienen las condiciones para trabajar”.

FIDES SANTA CRUZ