La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó hoy que al menos 1.000 ciudadanos que se encuentran varados en diferentes partes del país exigen retornar a sus lugares de origen por lo que están dispuestos a someterse a los protocolos internacionales de control sobre la pandemia del covid-19, la interina aseveró que el Gobierno debe definir cuándo y que transporte se dispondrá para el traslado de estas personas.

“Realmente esperamos que el día lunes se pueda concretar o el Estado como tal tenga mayores avances para este cometido”, indicó en un contacto con Radio Fides. Cruz afirmó que las personas varadas se encuentran en todos los departamentos de Bolivia, “muchos son de tránsito interprovincial”.

La mayoría de los afectados se encuentra en crisis por la falta de recursos para su subsistencia, existen casos que dependen del funcionamiento de los albergues municipales y de la solidaridad de las personas. Otro grupo requiere permisos para circular en movilidades propias.

“Como defensoría estamos haciendo una gestión para que quienes cuentan con vehículos puedan retornar a sus regiones”.

FIDES LA PAZ