El Secretario Ejecutivo de los Trabajadores de Salud, Robert Hurtado, denunció este jueves la muerte de la segunda enfermera de 44 años de edad por coronavirus en Roboré, Santa Cruz, según testimonio del representante ella se encontraba internada desde hace varios días en el Hospital de la Pampa de la Isla.

Hurtado lamentó que lo profesionales en salud no sean dotados con insumos de bioseguridad para protegerse mientras desarrollan su labor por lo que amenazó nuevamente con movilizarse a pesar de la pandemia del coronavirus ya que no hay respuestas favorables por parte de las autoridades correspondientes.

“Es lamentable el fallecimiento de cualquier ser humano al margen de que sea trabajador del área, no deja de ser un dolor para cada familia y nosotros hoy vamos a hacer el reclamo correspondiente”, aseveró a tiempo de informar que la mujer dejó en la orfandad a tres niños de 10, 7 y 4 años.

FIDES SANTA CRUZ