La Canciller del Estado, Karen Longaric, informó este lunes que alrededor de 400 connacionales que vivían en Chile y pretendían regresar a Bolivia fueron trasladados a Iquique para que en esa región inicien una cuarentena que será continuada cuando estos ingresen a Pisiga en Bolivia, la evacuación de los ciudadanos estuvo coordinada con su par chileno Teodoro Rivera.

“Yo he sido informada ayer permanentemente de la evacuación de estos compatriotas”, indicó a tiempo de comunicar que los bolivianos permanecerán en Chile hasta el domingo 19 de abril cuando sean trasladados al campamento de Pisiga después de que los connacionales que actualmente cumplen confinamiento en el lugar terminen su cuarentena.

La autoridad indicó también que otro grupo de 370 connacionales está siendo trasladado desde Colchane hasta Iquique en Chile para cumplir con cuarentena completa desde hoy. “Estarán los 14 días allí e ingresarán al país con todas las condiciones de seguridad para después desplazarse a sus respectivos domicilios”.

Longaric aclaró que en ningún momento el Estado abandonó a los ciudadanos ya que las coordinaciones binacionales para la repatriación de los bolivianos se dieron desde hace tiempo atrás. “No hay bolivianos de primera o segunda como sostuvieron anteriormente algunas personas”, declaró.

FIDES LA PAZ