El Ministro de Trabajo, Óscar Mercado, informó hoy que tras una evaluación de gabinete se determinó respetar plenamente el feriado de viernes santo por lo tanto todas las actividades previstas para el 10 de abril son diferidas en la misma forma y en las mismas circunstancias para el sábado 11 de este mes.

La autoridad aseveró que las actividades bancarias y de comercio serán suspendidas, y retomadas el sábado, por lo que las personas que tenían como número final de carnet de identidad 9 y 0 deberán reprogramar sus diligencias para el día posterior al feriado. “Nos parece oportuno informarlo”.

Las entidades bancarias atenderán excepcionalmente el 11 de abril, “estará habilitado el sistema financiero para que puedan realizar esas actividades con normalidad porque entendemos como Gobierno nacional este apoyo que se ha dado por la presidenta Jeanine Áñez al pueblo boliviano y es fundamental que lo cobren con oportunidad”, enfatizó.

FIDES LA PAZ