La Defensora interina del Pueblo, Nadia Cruz, emplazó hoy al Gobierno ampliar los beneficiarios de los paliativos económicos de la Canasta Familiar y el Bono Familia, la autoridad considera que grupos vulnerables de la sociedad como las personas en situación de calle no fueron tomados en cuenta.

Cruz resaltó la decisión de las autoridades nacionales con relación a la entrega en efectivo de dinero para solventar las necesidades de algunos sectores de la población durante  la Emergencia sanitaria que vive Bolivia por el coronavirus (covid-19), pero lamentó que aún existan grupos excluidos.

“La protección social en contextos como el que atraviesa la humanidad con la entrega del Bono Familia y la Canasta Familiar para ser mecanismos efectivos deberían reducir las vulnerabilidades de toda la población; entendiendo, la situación socioeconómica del país y que muchas familias encuentran afectadas en sus ingresos por la cuarentena y que deberán incurrir en costos de alimentación, higiene y otros gastos adicionales durante este periodo”, manifestó.

Según la defensora, personas con discapacidad leve, moderada, grave y muy grave, que debido a la inserción laboral de sus padres, madres, cónyuges o tutores en entidades públicas y privadas no cobran el bono mensual.

FIDES LA PAZ