Las personas que mueren por coronavirus (Covid-19) no reciben embalsamamiento ni autopsia de ley por temor a nuevos contagios, el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Santa Cruz, Marcelo Ríos, aseguró ayer que las autoridades se rigen en lo que indican los protocolos internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el entierro del primer deceso.

“Cuando se hace la gestión del cadáver se realiza en el establecimiento donde murió, el servicio de morgue hará el trabajo respectivo. No se procede de ninguna manera en hacer un embalsamamiento ni tampoco la higiene mortuoria”, apuntó Ríos.

El procedimiento indica que el fallecido debe ser ingresado a una doble bolsa de seguridad con la respectiva desinfección, los familiares no podrán acceder al cuerpo para poder prepararlo antes del velorio, según tratamiento internacional, tampoco se realizan las autopsias respectivas

FIDES SANTA CRUZ