En un contacto con el programa Antes del Mediodía (AM) de Radio Fides, la canciller del Estado Karen Longaric, informó que debido a la situación de emergencia sanitaria por coronavirus en Bolivia se determinó no abrir las fronteras hasta que se cumpla el plazo dispuesto por el Decreto Supremo 4200, en tal sentido los connacionales situados en Huara recibirán ayuda humanitaria pero no serán trasladados a sus regiones.

“Ahora mismo está el Ministro de Defensa en la localidad de Pisiga y se está prestando la ayuda que requieren nuestro compatriotas”, aseveró Longaric. La Organización Internacional para las Migraciones aseguró ayuda en alimentación y vituallas. “Las circunstancias en el país obligan cierre de fronteras”.

La autoridad a tiempo de lamentar la situación de los compatriotas garantizó que el Estado trabajará en mitigar las necesidades que tenga el grupo de personas.

FIDES LA PAZ