El Comando de la Policía de Yapacaní ordenó hoy suspender en los surtidores la venta de combustible en bidones y sólo se autorizó la venta a vehículos que necesiten circular en la cuarentena. El Comandante Regional de la Provincia Ichilo, Franklin Villazón, indicó que los pobladores del lugar estaban acostumbrados a comprar de esta manera para después revenderla a mayor precio.

“Logramos controlar ello hasta antes de mediodía, invitamos a la población a que se retire; se hizo presente el personal de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) con los que se hicieron las coordinaciones correspondientes”, manifestó.

El elemento podrá ser comercializado solo a vehículos que desarrollen funciones de traslado a centros médicos, medios de comunicación, policía, Fuerzas Armadas u otros contemplados en los decretos supremos de emergencia sanitaria.

“Los operativos de control se efectúan de manera conjunta entre la Policía, Fuerzas Armadas y autoridades municipales de la región”, concluyó Villazón.

FIDES SANTA CRUZ