Un cargamento de test para la detección de coronavirus que España obtuvo con empresas Chinas reportaron fallas ya que lanzaron altas tasas de falsos negativos, lo que lógicamente aumenta el riesgo de descartar pacientes que podrían contagiar el virus a otras personas.

Según el portal digital Infobae, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) realizó ensayos con los insumos adquiridos del país asiático y elaboró un informe que sugiere no usar la prueba y dar continuidad al examen de referencia PCR.

Las pruebas de diagnóstico rápido fabricadas por el consorcio chino Bioeasy tienen una sensibilidad de 30%, inferior al 80% recomendado para que tengan una validez científica. “Con ese valor no tiene sentido usar estas pruebas”, lamentó un microbiólogo consultado por un diario madrileño.

La Consejería de Sanidad española detectó 8.000 test no validados que no fueron distribuidos masivamente. Por otra parte, la embajada de China en España manifestó que la firma Bioeasy no está incluida en la lista de proveedores ofrecida por Beijing y no cuenta con la licencia médica correspondiente para la venta del producto.

Al momento se desconoce si estas pruebas de detección rápida fueron adquiridas en gran cantidad dentro del pedido de 5,5 millones de test solicitados por el departamento de sanidad español.

INTERNACIONAL

Tu comentario