El presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, firmó la noche del domingo un decreto que autoriza a las empresas suspender contrato de trabajadores por el lapso de cuatro meses sin salario con el fin de combatir los efectos económicos negativos producidos por el Coronavirus (Covid-19) en esa nación.

Según el portal digital INFOBAE, la normativa estipula que el empresario tendrá derecho a dejar de pagar a su trabajador durante todo el periodo que dure la suspensión contractual pero “podrá conceder una ayuda compensatoria mensual, sin naturaleza salarial”.

La nueva determinación también conviene que los empresarios tendrán la obligación de mantener el seguro de salud de los empleados durante el periodo que dure la interrupción del contrato y deberán de ofrecer cursos de formación.

Entre las medidas establecidas por el decreto se contempla: la posibilidad del teletrabajo, la anticipación de las vacaciones individuales, la concesión de vacaciones colectivas y el establecimiento de un banco de horas para ser compensado una vez finalice la crisis sanitaria.

Las leyes de ese país indican que un decreto debe entrar en vigor inmediatamente a su publicación, “pero tendrá que ser aprobada por el Congreso brasileño en un plazo de hasta 120 días para no perder su validez”.

INTERNACIONAL