Rolando Rivera, secretario de Movilidad Urbana de Santa Cruz, informó este lunes que choferes de transporte público que no cuenten con alcohol en gel o líquido en sus vehículos serán multados económicamente, las sanciones ascienden hasta los 1600 bolivianos.

En caso de que la actitud de desobediencia a este mandato persista, los transportistas podrían perder la autorización de operación “para toda la ruta de la línea o del operador”, aseveró el funcionario a Fides Santa Cruz.

La Ley Municipal 1282 del 13 de marzo de la presente gestión demanda que de manera inmediata el transporte público en Santa Cruz adopte medidas preventivas, exige la instalación de alcohol en gel. Con el fin de evitar la aglomeración de gente, la normativa exige transportar pasajeros de acuerdo al número de asientos.

Las inspecciones realizadas en la jornada de hoy, evidenciaron que no todos los transportistas cumplieron con la disposición municipal.

FIDES SANTA CRUZ