El fin de semana dos efectivos militares del Comando Estratégico Operacional (CEO) de Lucha Contra el Contrabando de Bolivia fueron remitidos preventivamente a la cárcel de San Pedro como principales responsables por la muerte del joven José Limberth Colque Gómez de 22 años de edad, quien en un controversial suceso fue alcanzado por una bala al ser confundido con un contrabandista en Huachacalla – Oruro, frontera con Chile.

El Fiscal asignado al caso Dr. Aldo Morales, anunció la detención de estos militares e informó que otros nueve efectivos prestarán su declaración en el transcurso del día. La esposa de la víctima reconoció a los presuntos responsables de la muerte del sujeto a tiempo de aseverar que existieron excesos por parte de la patrulla.

“La esposa pudo reconocer a dos de los presuntos autores de los disparos. Según ella, una vez abierta la puerta del vehículo, cuando su esposo ya habría fallecido, la gasificaron”, apuntó el jurista.

La versión de los militares indica que el viernes por la madrugada se habría instalado una tranca móvil en la localidad de Huachacalla y que el joven fallecido no escuchó la orden para detener su vehículo, al momento se desarrollan las investigaciones correspondientes.

FIDES ORURO