El ampliado de la Central Obrera Boliviana (COB) ayer en Oruro, estableció como base de negociación con el gobierno, un 10% de incremento al salario básico y un 15% al salario mínimo. El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, manifestó que la prioridad es garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores.

“El grueso de los asalariados percibe el mínimo nacional”, enfatizó Huarachi, quien informó que los próximos días se efectuarán las reuniones correspondientes para el convenio.

Así mismo, el ejecutivo hizo notar su repudio al presunto mal manejo de las empresas del Estado en el gobierno de transición. “Nos sorprendemos que en dos o tres meses haya déficit de algunas empresas como ENTEL y BOA”, aseveró.

Huarachi indicó que en las próximas semanas se convocará con carácter de urgencia a los trabajadores para definir la posición política de las bases.

FIDES ORURO