El gerente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE-Tecnologías), Gustavo Koch, anunció la jornada de ayer que la compra del “Software espía Ruso” en la anterior gestión, significó un daño económico al estado por más de seis millones de bolivianos.

“La denuncia será presentada en contra de todo el exdirectorio de ENDE – Tecnologías, en contra del exgerente general, inicialmente por conducta antieconómica y daño económico al estado ya que se gastaron 870 mil dólares cuando la empresa no debió gastar ni un solo dólar en la compra de estas licencias”, remarcó la autoridad.

Respaldado en el artículo 90 del código penal boliviano, Koch advirtió a los involucrados no intentar enajenar alguno de sus bienes ya que ENDE estaría en busca de recuperar el dinero perdido.

Tu comentario